26 marzo 2011

Moyano


No me gusta Moyano, nunca me gustó, ni creo que llegue a gustarme. Es posible que el prejuicio me haya ganado y me haya comido lo que los medios me vendieron, pero igual, no no me gusta.

Siento que cuando alguien lo entrevista en serio, el tipo se cae. Cualquiera que haya visto Bajada de línea el día que estuvo como invitado habrá advertido que estaba desnudo, sin capacidad de respuesta alguna.

En realidad, esto evidencia que esta flojo de papeles. Puede ser un excelente orador, pero sus vínculos no son claros.

La movida de la semana pasada convocando a un paro no fue la excepción, el tipo mostró poder. Arrinconado por las denuncias de corrupción en la megacausa de los medicamentos, llamó al paro, que a la sazón es casi un paro nacional (su gremio tiene esa rara habilidad, paran los camioneros, se para el país).

Fue un llamado de atención al riñon Kirchnerista: "No me molesten porque se puede poner feo" parece traslucirse en su embestida. Se suman sus posteriores declaraciones reclamando un vicepresidente (o algo así). Todo terminó luego de febriles debates puertas adentro de la Rosada, y el agua no llegó al río.

Si me lo preguntan, creo que las reuniones para templar los animos existieron, pero también creo que nada hubiese sido mejor que dejar suicidarse a Moyano haciendo un paro. Quiero ser claro, con Moyano lejos del espacio Kirchnerista la intención de voto a presidente de Cristina Fernandez crecería exponencialmente.

Algún allegado a Moyano creo que lo hizo reflexionar, para que Don Hugo comience a construir poder de cara a 2015, necesita revertir la imagen de "mafioso" que tiene.

Ponerse en contra de Cristina no le suma nada.



6 comentarios:

Cecilia dijo...

Coincido con vos en cuanto a que debe haber nabido alguna reunion para calmar las aguas.Pero discrepo en que hubiera sido recomendable haber dejado que el paro se realizara ,ya que no le es conveniente al gobierno ,y mas en epocas de elecciones ponerse en contra a un tipo como Moyano que te puede parar el pais si se lo propone.
Convengamos que es muy dificil si no imposible gobernar teniendo a los sindicatos en contra .

Xules dijo...

Es correcto Ceci, pero no crees que llegado el caso, si ella sigue en la misma postura de su discurso en el Congreso, esto de no ser complice, podría ganarse a la clase media?

Besoso

Cecilia dijo...

Si ,seria genial que se pudiera sacar a Moyano y ganar el apoyo de la clase media .Pero en la politica es necesario reunirse con gente buena y mala ya que si te quedas con los buenos son muy poquitos y con eso no logras nada en politica ,asi lo señalaba el general .
Besos Xules y actualiza el blog mas seguido que me gusta lo que escribis.

Xules dijo...

Besoso Chechu, hoy pongo algo mas...

lidiaazul dijo...

A mi me pasa lo mismo que a vos Xules. Y mira que sabes que mi marido es camionero de larga distancia. Pero con solo saber que Moyano solo tiene contactos con los grupos de fuerza", o sea, los que no salen de la Capital, que ganan igual o mas de los que recorren la Argentina y paises limitrofes bajo la nieve, en la cordillera, siempre estan trabajando. No tienen tiempo ni ganas de servir" a ningun interes. Lo se, he acompañado a mi marido en casi todos los lugares, de Brasil, Paraguay, uruguay, Chile, y de la Quiaca a Usuahia(emulando al gran Gieco!). He sido testigo de "aprietes" en un paro, y...muchas cosas mas.Eso si, cuando le decian que habia que parar lo hacian amablemente, con otro camion cruzado en la ruta.je!.Con todos los gobiernos. Con este no hizo falta, estaba "el campo", que eran mucho mas violentos y expresivos. Estoy con Ceci, postea mas seguido.Besossss!

pato dijo...

No me gusta moyano, en general no me gustan los sindicalistas que asoman. Por supuesto creo en la necesidad de un sindicalismo fuerte, con poder de negociación concreto.
Pero, soy medianamente memoriosa y recuerdo cuando Moyano se enfrentó a menem, en momentos en que la mayoría disfrutaba la "bonanza", era cómplice o simplemente callaba. Fue raro, pero es un punto para él.