19 marzo 2011

Odisea para anochecer


Los dueños del mundo nuevamente se encuentran a la carga. Enardecidos frente a los precios del petróleo, su corrosiva codicia los arroja a una nueva cruzada "democrática".

Muamar el Gadafi gobierna Libia desde 1969 con mano de hierro, sosteniendo una dictadura aberrante, cercenando libertades a troche y moche. Toda la vida fue un terrible hijo de puta.

Ni a Francia, Ni a Gran Bretaña, ni a los Estados Unidos les preocupó lo ominoso de la tiranía de Gadafi, durante, digamos 42 años (1969-2011)...

¿Que los hace ahora golpearse el pecho y reclamar la libertad del pueblo Libio?

El Petroleo... y nada mas!

Ahora, ellos devastarán territorios y comunidades, como lo hicieron en Irak, Afganistan y ultimamente en Egipto. Todo esto bendecido por la ONU.

Luego, llegará el manto de piedad de la UNICEF y la ACNUR, quienes nada tienen para decir acerca de los niños que la ONU y sus aliados asesinarán en nombre de la democracia, o de la cantidad de personas que deberán correr hacia el exilio.

Finalmente dentro de un año, un montón de fotos de pedazos de gente, y videos de niños desnutridos con moscas revoloteando alrededor, serán presentados por Julián Weich, o alguna otra prostituta del capitalismo, en un Sol para los chicos.

Que asco, pero que asco mal!

1 comentario:

Julia dijo...

Salvando las distancias... ¿Otro Irak???