21 octubre 2011

De los seres indispensables


Los avatares de la vida moderna impiden anclarse en modelos representativos de civilidad.

En nuestro devenir, vemos, escuchamos y leemos a las corridas aquellas cosas que se nos ocurren importantes y no nos tomamos el tiempo para reflexionar acerca de aquello que se supone importante para la construcción colectiva.

En este contexto, en el que todo se torna relativo, y la banalización de nuestros mas profundos horrores es moneda corriente, emergen referentes que van a contramano de su tiempo, retándonos a pensar.

Esta apuesta, aunque pareciera anacrónica, es hoy un hecho excepcional, y por tanto, indispensable.

En nuestro aquí y ahora, se libra la batalla para terminar con la industria cultural, que nos atravesó obscenamente en los últimos 30 años.

En esa batalla de Quijotes contra los molinos de viento, hay peones, alfiles y torres. Quiero mencionar solo a tres, a quienes besaría apasionadamente en la boca, y les gritaría desde las entrañas que los amo, porque se arriesgan a sostener lo que creen aun sometiéndose al escarnio mas ominoso, comprometiendo su hasta su físico.

El primero de ellos es José Pablo Feinman. Que decir de la vehemencia de este ser, que nos ha deleitado con su obra y su pensamiento, pero que abandonara hace ya mucho la comodidad de la contemplación filosófica y ha encendido su verba para gritar el dolor de los otros, que es el suyo propio.

El segundo es Eduardo Aliverti, a quien leo con devoción cada Lunes, porque su mirada es otra mirada, porque su ser en el mundo es distinto a todos, y que decir de su voz!

Finalmente, hablaré de Victor Hugo Morales. Hablaré de él porque me duele su derrotero, me engustia el modo en el que es vilipendiado, me enervan los golpes a los que es sometido.

Diré para empezar que Victor Hugo no necesitaba esta cruzada. Periodista referente hace décadas, el bronce lo esperaba por aquel barrilete cósmico.

Podría decirse que ya estaba hecho, el periodista deportivo mas importante del país, viajando de aquí para alla, sin necesidad siquiera de trabajar.

Se adentró en la mañana de continental para hacerla grande, demostrando que no sólo era el relator uruguayo (como lo denosta el execrable sirvén), sino que estábamos frente a un periodista de pura cepa.

Mas, fue casi en soledad que durante el menemato levantó su voz frente a la contumaz estafa de Torneos y Competencias y Clarín. El costo personal fue enorme, y aun a riesgo de ser desterrado para siempre de los medios, continuó con su diatriba.

Siendo ya un periodista consagrado, se subió a apoyar la ley de medios, que creía importante defender. Podría haberse quedado contando los billetes que juntó toda su vida, y reposar entre la Scalla de Milán y el Colón sin escalas.

Otra vez expuso su honra, su trayectoria, su trabajo de tantos años por una causa que el cree importante. Se sometió, nuevamente, a perderlo todo, pero aún así eligió no callarse.

En el último año ha sido víctima de toda clase de atropellos, operaciones de prensa, calumnias, porque se plantó frente a la construcción del relato hegemónico.

Ayer, la recalcitrante reina de la ponzoña, Magdalena Ruiz Guiñazu, sumada al lacónico impresentable Ricardo Alfonsín, la emprendieron contra el Quijote charrúa, intentando revolcarlo en el fango del que ellos no pueden salir, unidos a la piara purulenta que completan Fontevecchia, Sirvén, Grondona y Magnetto.

Quiebro una lanza hoy por este hombre, acaso imaginando el dolor que debe atravesar en estos días, y me solidarizo con él.

Todas las mañanas imagino un mundo mejor, gracias a que existen hombres nobles como Victor Hugo Morales, que lo sostienen.

Victor Hugo, la vida hará que me lo cruce por alguna esquina, de alguna ciudad perdida, y pueda abrazarlo, para agradecerle la entrega y el ardor de su prédica.

Le juro, no ha sido ni será en vano.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

OJALA QUE TE LO CRUCES EN URUGUAY QUE ES DONDE TIENE QUE ESTAR ESTE PANQUEQUE!!!!!!!!!!!

Cecilia dijo...

Escuche el audio de la pelea .Me gusto la actitud centrada que tuvo Victor Hugo ante el ataque virulento de Magdalena,Alfonsin en la discusion practicamente era un carton pintado en la discusion por mas que intentara agregar algo a favor de Magdalena.

lidiaazul dijo...

Me solidarizo con el mejor periodista de la argentina aunque sea uruguayo. Los ataques a su persona, las diatribas sin sentido por los mas impresentables del periodismo? ya son de no creer. Y ellos hablan de "libertad de expresion?" Querran decir NUESTRA libertad no la de los que piensan distinto y se juegan por ello.Me consta porque siempre lo escuche su defensa hacia Raul lfonsin, injustamente vilipendiado por los medios en los que sin avergonzarse laburan los adalides del periodismo independiente"ja! Periodismo que nunca levanto la voz para defender el accionar de Magneto y Mitre contra la democracia. Me asquea leer en algunos bloggs de minas y tipos resentidos, llenos de odio vomitar injurias contra los que no son de su clase" Clase a la que pertenecen los Lanata, Fontevecchia, Morales sola, Maggdalena, Nelson Castro Pepe Eliaschev, leuco, curiosamente,Yo tambien quisiera encontrarlo a VHM y besarlo alguna vez y ahi mismito nos agarraremos de los pelos contigo, Xules. ah no!jajajaja! Feliz dia mañana!. Desde 1983 que no me pasaba.

lidiaazul dijo...

Hola Xules! Si lees el post de La cosa y la causa de hoy sabras porque no comente nada y creo que vos tampoco. atenti.

Anónimo dijo...

........................................................................................

Anónimo dijo...

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

Anónimo dijo...

Aliverti,un resentido, el uruguayo una basura, etc....todos una mierda, una basura.

Anónimo dijo...

ANDATE A CAGAR INFELIZ!