30 agosto 2008

Patinando en dos tortas fritas


Acaba de terminar la primer semana de Patinando por un sueño. Analicemos minuciosamente esta nueva edición.


Vi el programa toda la semana, no me perdí un solo minuto, aquí van los pro y los contra.


Me pareció alucinante el gasto de producción en escenografía, vestuario, un despliegue maravilloso.


La presentación del ciclo a cargo de Ximena Capristo estuvo bien, muy pulida, muy vistosa, pero ahí. Quiero decir, no me puso la piel de gallina, me quedé con ganitas de mas.


El video en El Calafate no se, fue cortito, raro, daba igual si lo pasaban o no.


El jurado bien, no encontré grandes desatinos, se ve que los guardan para mas adelante. Ubfal por suerte le pidió a Amparo (como dicen las fallutas) que bajara un tono con la tintura, porque estaba al borde la la calvicie irreversible. Polino forzando el puterío quedó muy evidente. Reina atinada, pero medio timidona con las notas. Y Flor... ese peinado... por Dior!


BTW, no notaron que del año pasado a este como que se bajo un escalón? El año pasado las patinadoras, aun las mas pedorras, se mataban por hacer un número maravilloso, aunque dejaran la vida ahí, tenían hambre de gol.


Los gatos versión 2009 son mas mustios, es como un hambre mas lisa y llana, quiero decir, tienen hambre y nada más, van por el puchero y el Actimel

2 comentarios:

colomalaleche dijo...

Yo solo vi la 1° gala y ya se que Dallys Ferreira es INSOPORTABLE!

penelope dijo...

Xules, todavia estas vivo despues de haber visto todos los dias Patinando?

dior te proteja las neuronas, darling!